Monday, July 2, 2007

"Cristo en Colorado Springs" un criticazo de JESUS CAMP



Jesus Camp (2006) es un documental de los que da gloria ver; y creo que merece el mejor de los calificativos que puedan tener las películas de no ficción: un film que debe verse. Debe verse porque principalmente trata al espectador como un adulto racional capaz de procesar información, huyendo así de la demagogia del documental espectáculo de Michael Moore (sin quitarle mérito a una película tan buena como Roger & Me), pero sin caer tampoco en los malabarismos visuales del documental poético: que si te pongo la cámara justo cuando la puesta de sol ilumina el apartamento y la sombra titilante y amplificada del obrero… vamos, ya saben, la suntuosidad / untosidad de En construcción (2001).


No sabemos si se trata de un anuncio de Vacaciones Santillana o de futuros guerreros hiperduleos.


Este film, dirigido por Heidi Ewing y Rachel Grady, dos mujeres (dos mujeres directoras de cine), cuenta con un estilo sencillo y con la distancia adecuada el adoctrinamiento ultra religioso que viven los niños en los campamentos evangélicos promovidos por la pastora Becky Fischer. El reportaje es muy impactante porque presenciamos el modo en el que niños absorben las neurosis religiosas de los adultos (son los primeros en sufrir espasmos, hablar lenguas extrañas y salir a captar adeptos), pero, a la vez, no elude temas como el derecho de los adultos a educar a sus hijos en sus propios valores. Siendo muy explicito al mostrar como ese entrenamiento religioso en Cristo, es también una pedagogía política: en un momento del filme sacan una efigie de cartón de George Bush y los niños rezan por él y porque su Buen Gobierno lleve a que América sea, verdaderamente, una Nación bajo Dios.




Pero quizás lo más interesante del filme sea la distancia que las directoras de la película ( ¡¡son dos mujeres dirigiendo!!) interponen ante el relato principal, es decir, las espeluznantes imágenes de niños porto-mártires en su campamento de verano deseando en su interior la peor de las muertes (o el más gozoso de los poderes) si eso les lleva junto a Cristo. Esa distancia se crea con otras dos líneas argumentales que se desarrollan en forma de discursos radiofónicos. Por una parte el discurso de Mike Papantonio, un locutor cristiano liberal (es muy inteligente haber cogido a un cristiano de izquierdas para dar la nota de sensatez y evitar los comprensibles y furibundos ataques de un locutor anticlerical). Por otra parte, el de los noticieros de diversas radios que cuentan el ascenso al poder de un juez del Tribunal Supremo comprometido con la causa cristiana.




Esta distancia no sólo permite que el espectador se recuperé de las impactantes imágenes de niños tirados por la moqueta, todo lágrimas y arrebato místico. Sino que también hace que comprenda el fenómeno del integrismo religioso de una manera más amplia. Una de las claves, las da precisamente el propio Mike Papantonio, al decir, más o menos: “Esto no se trata de una conspiración… ni nada por el estilo… los integristas cristianos son gente como tú vecino… gente normal, a la que saludas. Pero que cuando se juntan van obteniendo poder en pequeñas parcelas, pequeños trozos del pastel, hasta influir en el gobierno”. Esa distancia que tiene la película y que se aleja del discurso de vendedor de crecepelos de Michael Moore , es doblemente beneficiosa para los europeos, porque seamos sinceros, tendemos a caer en un antiamericanismo pues de lo más paleto y cateto (a babor). Cuántas veces después de que nuestra prima o el tío cojo y malhumorado que tenemos haya visto Bowling for Columbine (2002) no hemos oído estos prejuicios de sal gorda: “Es que estos americanos se matan a todas horas… vivir allí debe ser un infierno de grasa agujerada por balas”. Pues Jesus Camp produce otra sensación, está vez mucho más amarga: “Ostias… como se parece la situación española a la americana, ¿no?”. Pues sí, que se parece, sí. Quizás los evangélicos tienen unas formas más adaptadas a los tiempos como un puesta en escena espectacular basada en un dominio increíble de la Palabra (que a veces se convierte en el Chiste para aproximarse a los más jóvenes), la Imagen (el adoctrinamiento de la generación crecida en el Audiovisual) y la Música ( toda una gama de música cristiana desde hardcore hasta techo-pop estilo: “¿ SAAAAAAAAAAAABEN QUIÉN ESTÁ EN CASAAAAAAAAAA? ¿SAAAAAAAAAABEN QUIÉN ESTÉ EN CASAAAAAAAAAAAAAA? J.C.”)… Pero salvo esta bendita mercadotecnia del Alma, ¿me quieren usted decir que los Kikos o el Opus no siguen el mismo camino que la derecha cristiana americana?. Una derecha (la nuestra hablo ahora), comprometida con un determinado partido, que sale a la calle a luchar contra el laicismo galopante y el homosexualismo imperante al grito de “España es de María y no de la Masonería”. Una derecha cristiana que tiene una importantísima cadena de Radio, con unos locutores muy muy muy influyentes y con contactos con grandes empresarios y políticos… y a cuyas manifestaciones acuden personas muy espirituales como pueden ser tu vecina Carmencita, tu charcutero, o una señorita que trabaja en Telefónica. Eso por no hablar de los importantes jueces comprometidos con la causa cristiana que tenemos en España… que quizás la frase “One nation under Good” les puede parecer chocante, pero que me dicen de: “España cristiana y una, y no treinta una”, esa frase que me dicen los jueces hiperduleos, centralistas y cristianos que tenemos juzgando por la Iberia Mariana. Como aquél que decía que los andaluces se lavaban antes que los catalanes, que los moros pusieron sus buenos sistemas de irrigación antes de expulsarlos… bueno, paro, que me está entrando la risa histérica y casi me alegro de estar en los EE.UU. y no en España…




Un Papa muy famoso que tuvimos en su faceta más ventrilocua: "Se me apareció la Virgen, se me apareció la Virgen... ¿qué dices Antoñita".

Búsquenla, véanla y disfruten de una película inteligente e impactante y que se hizo famosa de manera involuntaria cuando uno de sus entrevistados, el poderoso pastor Ted Haggard (que hablaba una vez por semana con George Bush), salió a la luz pública porque uno de los chaperos con los que se acostaba denunció públicamente que le vendía droga. Por cierto que de toda la peli mi parte favorita es cuando la pastora Becky Fischer reza ¡¡¡para que el Power Point funcione bien!!!... que ella ya sabe lo que el maligno le gusta hacer en esas reuniones. La de veces que he querido creer en algo para interceder por el Power Point, la verdad.


Hasta la semana que viene, me despido deseándoles un feliz 4 de Julio, que es el día de patrona de aquí, de América, y dudando entre la latría absoluta y la dulía relativa, pero reconociéndome un hiperduleo que se viste por los pies.

Pd: Hiperdulia = Los católicos tenemos cinco tipos de culto:1.– LATRIA ABSOLUTA: Es el culto dado solamente a Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo.2.– LATRÍA RELATIVA: Es el culto dado a imágenes y/o reliquias de Dios (Padre, Hijo, Espíritu Santo, Santísima Trinidad y Especies de la Eucaristía)3.– HIPERDULÍA: Es el culto a la Santísima Virgen María.4.– DULÍA ABSOLUTA: Es el culto reservado a los ángeles y a los santos.5.– DULÍA RELATIVA: Es el culto a las imágenes y a las reliquias de santos.
P.D.: Aurea, Volando os escribo ipso facto.

Os dejo con el tráiler, como siempre, en NOS ENTRA CON LOS OJOS y con este bonito cuento que alecciona sobre las ventajas de la creencia en un Ente sobrenatural (llámalo Vishnú, Cristo, John Travolta o Federico Jimenez lo Santos)… muchismas tiene, como se puede comprobar…


4 comments:

sara said...

dios mio!!!!
Dios te hace "la coveta" para que hagas pis en la playa??

Volando anticlerical said...

Chicos, malos tiempos para la lírica. Cuánta razón tienes para decir que no es tan diferente la situación en un país y en otro. Me acaba de llegar un artículo del diario La Republica del día 3 de julio donde se cuenta la estupenda idea del templo en memoria de los caidos por la fe durante la Guerra Civil; todo esto cuando el año pasado no dejaron, a la asociación por la memoria histórica, poner una lápida en la fosa común de miles de seres humanos que perdieron la vida en nombre de la cruzada fascista de Franco. Y yo ante estas noticias de repercusión internaciopnal me digo: Mierda de país, que es el mio ¿Que esta pasando que se me escapa mucho, mucho? Tengo miedo de esta pandilla de pederastas y oculta pederastas. ¿No sabeis que en el estado del vaticano se calcula que hay una importante concentración de los que han tenido que sacar de otros paises para no ser juzgados y encarcelados?

olenska también anticlerical said...

El trailer de la película es impresionante. Acojona de verdad. Y sí, tanto allí como aquí están muy creciditos los fachas religiosos.

roßßßßßita said...

yo vi un trozo y me entro miedo. cuando recupere el valor y el estomago para verla, y espero que sea pronto, os dire que me parece, pero es que los ninyos en trance me asustan y los fanaticos cristianos me cabrean. eso si lo de hablar otras lenguas asi de repente a mi me vendria muy bien,me voy a pensar lo de apuntarme, nacho averiguame la direccion.escribe mas y pronto! no puedo dejar de decir que las fotos que pones son siempre espectaculares.