Tuesday, June 19, 2007

El entretenimiento del espectáculo un criticazo de "FOR YOUR CONSIDERATION"










Como es bien sabido, para la industria cinematográfica la proyección en las salas de cine ocupa tan sólo un pequeño porcentaje de sus ganancias – un 30 % para ser exactos. No obstante eso, el sistema de salas se mantiene principalmente porque aporta una enooooooooooooorme cantidad de publicidad gratuita; que va desde los simples aficionados a emborronar hojas con la excusa del cine –como servidor- hasta la casta de profesionales, que hacen, pues, poco más o menos lo mismo. Los estrenos de las películas nos acaban empachando cuando ocupan todas las portadas de revistas, cuando sus estrellas son entrevistadas en los magazines televisivos, cuando nos inundan con muñecos, tazas, y demás gadgets dedicados a un film… todo el mercadeo del espectáculo que aporta el otro 70 % de las ganancias. For Your Consideration es una película de cine dentro del cine, pero que se centra en ese 70 % que es el del negocio del espectáculo del espectáculo: los representantes, los asesores de publicidad, las estrellas y los tontos programas de cine… bueno, de “actualidad del espectáculo”, que se dice. Todo ello contado a través del rodaje de una pequeña película, una de esas independiente, independientemente mediocre, llamada “Home for Purim” (A casa para el Purim). Ambientada en la Segunda Guerra Mundial y que nos cuenta el melodramático reencuentro entre una agonizante madre judía y su hija lesbiana durante la tradicional fiesta del “Purim”.





“Home for Purim” es una película desganada, llena de actores en declive o jóvenes teatreros sin futuro, en la que su director, antítesis del glamour, dirige mientras come rutinariamente sándwiches. El cine parece un trabajo cualquiera, y como cualquier otro trabajo hay días con más faena, y otros, pues con un poco menos. Una sosa tranquilidad que se ve rota cuando la protagonista del filme recibe el chivatazo que un espía de internet, uno de esos que se encarga de llenar de cotilleos la web, ha estado en el rodaje y califica su actuación de “merecedora de un Oscar ®”. A partir de ese momento, la bola del cotilleo va creciendo de programa en programa, representando el sueño de toda película independiente: acabar siendo un blockbuster, un rompe taquillas al estilo “Pequeña Miss Sunshine” / Little Miss Sunshine (2006).






La película, For Your Consideration, clásica y elegante, pero con una considerable carga de mala leche, no deja títere con cabeza, siendo especialmente encarnizado con los productores, que viendo esa avalancha de publicidad piden a sus guionistas que rebajen, literalmente, el grado de “jewishness”, de “juicidad” del filme. Junto a todas estas cualidades, la película merece ser vista porque es obra de uno de los mejores cómicos americanos del momento Christopher Guest director de Very important perros / Best in Show (2000), This Is Spinal Tap (1984) o Waiting for Guffman (1996) todos ellos “mockumentaries”, o sea falsos documentales, sobre los aspectos más disparatados del mundo americano como son los concursos de belleza para perros o los ídolos de la música heavy. De las tres, quizás por ser la menos conocida, merece la pena destacarse Waiting for Guffman, nombre tomado de la famosa “Esperando a Godot” y donde un grupo de actores aficionados preparan un musical para celebrar el 150 aniversario de un pequeño pueblo de Missouri, Blaine. El dentista, el viajante de comercio, y la ama de casa que conforman el reparto, y que cantan los hitos de la zona (que son dos: ser el principal centro productor de taburetes de América y haber sido escenario de avistamiento de OVNIS) se ven conmovidos cuando el director de la obra la anuncia de la llegada al pueblo de un famoso crítico de Broadway.











Junto a Christopher Guest, está siempre mano a mano con el guión, Eugene Levy, un caricato muy famoso por sus apariciones como director de instituto en muchas de las estúpidas películas de adolescentes americanos y que aquí, también representa a un genial representante de actores. Junto a Levy, los actores de siempre… porque una de las cosas entrañables de Christopher Guest, además de que parece que dirige sólo lo que le apetece dirigir, lo que ya es mucho, es que mantiene el carácter grupal del oficio del actor, al estilo de las cuadrillas de cómicos españoles o la compañías de burlesque americano. Todos los actores repiten en sus películas, quizás porque necesita tener la suficiente confianza con ellos para las constantes improvisaciones que le dan ese aspecto documental a sus filmes (está, sin embargo, es la menos documental de todas). Y de todos los que repiten, quizás por predilección, nos gusta y mucho Catherine O'Hara, que ha salido en varios episodios de “A dos metros bajo tierra”, Ed Begley Jr., otro que tal, y Parker Posey, que siempre es sorprendentemente eficaz.


En fin, véanla, cuando llegue a España (¿ha llegado?, aquí se estrenó en noviembre del 2006)… porque me parece que es una de las mejores y sútiles películas sobre el mundo del cine, que hace pasar un buen rato y que merece estar dignamente entre La noche americana / La Nuit américaine (1973) y Entrevista / Intervista (1987) de Fellini. Y sobretodo, disfruten de una buena e inteligente película cómica, sin darse contra la cabeza con el pesado de Woody Allen, que ya sé que ustedes hacen grandes esfuerzos porque les guste el bajito paranoico, pero no hay nada que hacer… y créanme, empeora con la edad.










Pd: Por cierto, el otro día viendo uno de esos programas de “actualidad del espectáculo” de los que habla For Your Consideration, y de los que es imposible escapar porque la televisión por cable está llena de ellos, hacían uno especialmente hiriente titulado “La noche de los actores zombies”. Que no se llamaba exactamente así, pero que podía haberlo hecho porque el hilo conductor eran, literalmente, las reapariciones más sorprendentes de Hollywood (ya saben John Travolta y compañía), y entre ellos estaba, ¡oh dios mio!, Patrick Dempsey, el Dr. Derek Shepherd de Anatomía de Grey, vamos el que pone la cara de perrito perdido, aunque más bien de perro del hortelano. Descubrí que había protagonizado en su lozana juventud, y en la mía, las películas más horrorosamente adolescentes de los 80, estilo Happy Together (1989), Loverboy (1989), Some Girls (1988), In a Shallow Grave (1988), In the Mood (1987), o la famosa Can't Buy Me Love (1987)… vamos que podríamos decir que Patrick Dempsey me ha educado sentimentalmente. Que cosas.













Los más avispados ya habrán podido comprobar que junto a la crítica y en la sección “Nos entra por los ojos” incluyo el tráiler del film. Para los más lentitos, pues queda dicho.

4 comments:

Volando necesitada de unas vacaciones said...

No se si se ha estrenado aquí en España, la buscaremos desde luego. Cuando la vea charramos. Dejame decirte que prefiero a la Mansfield que a la llorona de la Loren. Siempre me pareció una "espesita", además siempre he dicho que lo que mejor hace esta mujer en el cine es llorar. Gran descubrimiento del turbio pasado del doctor macizo, pero realmente ¿los 80' le sentaron bien a alguien fisicamente?. A mi creo que, al margen de no tener arrugas, no soy muy capaz de soportar las fotos de la decáda sin morirme de la risa. Bueno a pesar de su turbio pasado me sigue buscando aunque su personaje ya no me mola tanto, me pasó a la competencia. Muchos besos españoles.

Volando y la errata said...

Posdata: el tipet no me busca, me gusta, viva el subconsciente de lo más consciente. Por cierto como Bush nos ponga la mano encima......

olenska entre buscar y gustar said...

Impactante de verdad el pasado turbio del doctor macizo, hay que ver como le ha mejorado la edad. Muy bueno tu subconsciente consciente, Volando, me busca y me gusta, un hallazgo.

For your consideration no se ha estrenado en España, la buscaré por ahí. Con un poco de suerte la ponen en el canal Cinemateka, que ponen cosas muy chulas. Por cierto Nacho, que ahí vi el otro día Mysterious skin que, si mal no recuerdo, tú me recomendaste vivamente. Excelente película triste, triste, triste. Ya te comentaré más a fondo, que ahora no tengo tiempo.

Volando encara prevacacional said...

También me sorprendí viendo Mysteious skin, aunque no pude ver el principio: realmente triste y magnífica. menos mal que nos quedan ciertos canales. Anoche vimos en españa el último capítulo de House (T3), y me gustó bastante, como muestran al final "ya es hora de cambios", se ha quedado solo, pero feliz, asi que esperaremos un cambio sustancial en la serie o no?.